Peque Genios en las redes sociales

La creatividad es la capacidad para crear y tener pensamientos constructivos, originales e innovadores. Esta capacidad ayuda a los niños a desarrollarse a nivel cognitivo y los prepara para ser competentes en su día a día. Ésta es clave si queremos niños independientes en su forma de pensar, niños que puedan asimilar bien las situaciones que viven, que sepan razonar y cuestionar, que sean sensibles al entorno y que logren una inclinación hacia la exploración del mundo que los rodea, para obtener soluciones novedosas frente a los problemas cotidianos y aprendan a conocerse a sí mismos. Además, a nivel emocional les ayuda a construir su autoestima, a aumentar la conciencia en uno mismo y favorece la socialización y su desarrollo integral.

Estimular la imaginación será un punto clave para fomentar la creatividad en los niños, ya que les permite explorar, buscar soluciones, manipular, representar y crear cosas nuevas. Promover la creatividad en los más pequeños es más sencillo de lo que parece. Solo tienes que poner a su disposición medios y materiales variados que pueden usar con libertad. No te preocupes por el orden y la limpieza, pues al jugar y al crear utilizarán y moverán muchos materiales como pinturas, lápices de colores o plastilina que probablemente ensuciarán. Ya habrá tiempo de recoger y dejarlo todo como estaba cuando termine el juego

¿Cómo fomentar la creatividad en los niños?

Un niño desarrolla en sus primeros seis años de vida muchas de las capacidades que marcarán su futuro. Entre estas capacidades está la de crear. Aunque todos los niños son creativos, existen maneras de estimular esta capacidad, de modo que permanezca y se potencie:

  • Jugar a inventar: Podéis crear vuestros propios disfraces con ropa que tengáis en casa. Buscar utilidades nuevas a objetos, por ejemplo el mando de la televisión puede ser un teléfono o una cuchara puede ser un micrófono. Inventar una historia a partir de dos objetos que señaléis al azar en un libro infantil.
  • Valorar y aplaudir su creatividad en la solución de un problema: Si pierde un objeto y utiliza otro en su lugar, por ejemplo si se le ha extraviado una horquilla y utiliza un clip para sujetarse el pelo, refuérzaselo. Al igual que si se le rompe el lapicero y usa el envase de un yogurt para meter los lápices de colores.
  • Usar cubos y plastilina: son excelentes materiales para darles la oportunidad de desarrollar sus ideas más extravagantes, no necesariamente debes comprarles juguetes caros, una simple caja podría convertirse en una nave especial.
  • Mostrar interés en sus invenciones: Nunca te burles de ellos cuando digan algún disparate, ni los corrijas mientras juegan, aunque los coches voladores no existan ahora, no hay ninguna razón para anular este pensamiento.
  • Salir de la rutina y lo cotidiano: el recorrido que hacéis todos los días para ir al cole puede transformarse en algo distinto y divertido. Puedes proponerle ir inventando historias sobre las personas que pasan por la calle: cómo se llaman, en qué trabaja, qué cosas les gusta hacer). El mismo cuento que contáis por las noches puede convertirse en otro distinto si dejas que sea él quien le de distintos finales originales.
  • Dejar que elija su propia ropa: Anímale a que elija él mismo cómo combinar su ropa.  Sí, tal vez no peguen los colores, pero habrá creado una combinación genuina que le animará a dejar volar la imaginación.

La creatividad de los niños es como un músculo que necesita ejercitarse para que crezca. Comienza hoy mismo a poner a disposición de tu pequeño o de tus pequeños todos los medios necesarios para que su imaginación empiece a volar.

Sobre El Autor

Judith Vidacal es periodista. Tambien es una enamorada del deporte y de sacar a su adorable “Queco” a dar un paseo siempre que puede. Además tiene un talento especial para los niños.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.